La policía responde a grandes multitudes, disparando en Daytona Beach

0
434

Este domingo, las autoridades de Daytona Beach dispersaron a una multitud que, quebrantó las restricciones de distanciamiento social impuestas por el estado de Florida para combatir la pandemia de coronavirus.

Se supo que cientos de personas se reunieron en un popular paseo marítimo de la mencionada playa y fueron vistos festejando y bailando, aspecto que representa un peligro inminente en la propagación del virus.

A causa de esta irresponsable conducta social la policía respondió, disgregando a las multitudes a lo largo de una carretera junto a la playa en Daytona Beach que estaban allí para una reunión anual, sin autorización del gobierno local este año.

Detallaron que hubo algunas peleas que estallaron durante la tarde. Igualmente, se reportó un tiroteo afuera de una tienda de conveniencia cercana, el cual tuvo como resultado dos personas heridas y cuatro heridas por munición.

Vale decir que, los oficiales no estuvieron involucrados en el tiroteo.

Entre tanto, el alguacil del condado de Volusia, Mike Chitwood, en una conferencia de prensa, llevada a cabo este domingo, declaró: “Nos dieron un portazo. Disney está cerrado, Universal está cerrado. Todo está cerrado, entonces, ¿de dónde vinieron todos con el primer día cálido con un 50% de apertura? Todos vinieron a la playa”.

En consecuencia, la Oficina del Sheriff del Condado de Volusia publicó imágenes de helicópteros que mostraban las grandes multitudes de fin de semana del Día de los Caídos que rodeaban un automóvil frente a un centro comercial frente a la playa; mientras un hombre estaba parado en el techo solar y otros hombres colgaban por las ventanas arrojando dinero y bloqueando el tráfico.

Por ello, Chitwood y el jefe de policía de Daytona Beach, Craig Capri, defendieron el trabajo de los oficiales para dispersar a las multitudes, diciendo que la gente cumplió con las órdenes de irse y que ningún negocio recibió daños.

No obstante, las autoridades dijeron que han sido criticados por no hacer uso de la fuerza contra las aglomeraciones y negarse a hacer arrestos por violaciones de distanciamiento social.

“Sé que la gente estaba molesta con la cantidad de multitudes allí. También estoy un poco enojado por mucho de esto. No tomamos esto a la ligera», aseveró el jefe Capri, quien añadió su preocupación por el comportamiento de los habitantes de la ciudad: «Todavía tenemos el coronavirus y la gente no practica el distanciamiento social. Pero no soy la policía de distancia social. No es mi trabajo».

Finalmente, el sheriff Chitwood dijo a los periodistas que no creía que el incumplimiento de esas reglas pudiera aplicarse de manera realista con arrestos.

Redacción aldiaenmiami con fuente news4jax

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí