Casi tres meses a la deriva llevan más de 40 mil trabajadores de cruceros

0
153
Los países del Caribe deben revisar su relación con las compañías de cruceros

Miami.- La crisis del coronavirus ha puesto en evidencia una serie de contratiempos de la industria de cruceros, entre ellas, las dificultades para repatriar a más de 40 mil empleados de diferentes compañías que permanecen varados en el Caribe hace más de dos meses y medio.

Debido a las restricciones establecidas y al cierre de fronteras a principios del mes de marzo, miles de trabajadores están sin salario y sin poder regresar a sus casas confinados en enormes cruceros. Muchos de ellos con Covid-19 y sin la posibilidad de recibir la atención médica adecuada.

A mediados de marzo, tras conocerse un número importante de brotes de coronavirus en varias embarcaciones turísticas, la mayoría de los países del Caribe se negaron a prestar sus puertos para evacuar a tripulantes y pasajeros.

Estos hechos desataron una gran polémica en una industria que hasta los momentos ha sido muy golpeada económicamente por la crisis del Covid-19 y a su vez representa una significativa parte de los ingresos en la región.

Aún así, las compañías de cruceros esperan retomar actividades en el mes de agosto, ya que Estados Unidos levantará las restricciones en el sector a finales de julio.

La coyuntura está favoreciendo a una revisión de la industria y voces como la del ex parlamentario Alfred Sears, de las Bahamas, uno de los países con mayores ingresos por turismo, aseguran que ha llegado el momento para un cambio en la relación con las compañías de cruceros.

Sears señala que los países del Caribe deben, en bloque, exigir más inversión en el sector por parte de las navieras. En la actualidad, cada uno establece sus propias normas y contratos con la industria de los cruceros.

Por su parte, Martha Honey del Centro para Viajes Responsables, considera que es momento de dar más poder a los países para establecer un equilibrio de los beneficios entre las partes.

Expertos consideran que los países de la Comunidad del Caribe, Caricom, tienen una oportunidad de oro para establecer marcos jurídicos y reglas del juego en común que permitan a los gobiernos recibir más a portes para mejorar la infraestructura de sus puertos e instalaciones turísticas y establecer responsabilidades en tiempos de desastres, pandemias y catástrofes naturales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí