Estudiantes de la Universidad de Miami volverán en agosto al campus a pesar del COVID-19

0
778

Su Presidente, Julio Frenk anunció el lunes que la universidad continuará sus clases presenciales durante el otoño, según un correo que envió a sus estudiantes y facultades.

Con un revisado calendario académico y nuevas medidas preventivas, la Universidad de Miami planea reabrir sus dormitorios, cafeterías y salones de clase, si la pandemia así lo permite.

La vida en el campus no será la misma que era antes de la pandemia. Frenk explicó que su administración «rediseñó» cuidadosamente todos los espacios para acomodarlos para el distanciamiento social, y los tapabocas serán requeridos en áreas públicas o cuando no se pueda permanecer a 1 metro de distancia.

«No vamos a tener una política de mascarillas», dijo «pero vamos a tener que recordarles a todos que esperamos que las usen».

En cuanto a las clases, la mayoría serán en persona, pero algunas serán solo online y otras un híbrido o una mezcla de ambas. Para cursos largos, la universidad planea tener solo un tercio de los estudiantes en el salón, pidiéndole a los otros dos tercios que aprendan de forma remota con grabaciones en vivo, explicó.

Los bloques de horario de clase también fueron modificados. Antes, la universidad trataba de tener a todos los estudiantes en hora libre durante el almuerzo, pero ahora van a intentar prevenir que grupos grandes estén circulando al mismo tiempo.

Además, están intentando recrear los eventos recreativos tradicionales a formatos online o escenarios donde sea posible el distanciamiento social.

La universidad no instalará cámaras térmicas y tampoco tomarán la temperatura de las personas antes de entrar a los edificios, ya que podría ser «intrusivo y contraproducente», según explicó Frenk.

En cambio, van a concentrarse en hacer pruebas, rastrear contactos y el virus.

La facultad, el personal y los alumnos no requerirán hacerse la prueba de coronavirus antes de regresar; sin embargo, se les dará un «kit de retorno seguro», que incluirá un tapabocas de tela, toallas desinfectantes, desinfectante de manos, guantes desechables, un termómetro y cartas de información.

VER MÁS – El Frost Museum of Science reabre sus puertas en Miami

Frenk también pedirá a sus 35.000 estudiantes, profesores y personal que respondan una serie de preguntas diariamente en una aplicación. Así que si alguien reporta que tiene tos, congestión, pérdida del olfato o gusto, dolores musculares y dificultad para respirar, la aplicación va a redirigirlos a buscar ayuda profesional. Los servicios de salud de la universidad los revisarán y asegurarse de que sean probados, aunque no aclararon quién pagaría por las pruebas.

Mientras esperan resultados, deberán estar confinados por 72 horas. Si dan positivo, la cuarentena será extendida por 14 días.

Redacción de Al Día en Miami y fuente: Miami Herald 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí