Miami-Dade aumentará medidas de seguridad para el COVID-19 pero no cerrará

0
393

Mientras los casos de COVID-19 aumentan en Florida con Miami-Dade como foco principal, las preocupaciones sobre estar obligados a cerrar nuevamente también surgen.

El Alcalde del Condado de Miami-DadeCarlos Giménez, dijo el miércoles que reforzará los lineamientos de seguridad, y que los negocios que no los cumplan serán cerrados.

«Esté seguro de que si usted es dueño de un negocio y decide que no es su problema, haremos que sea su problema porque nuestra campaña de educar se terminó», dijo Giménez. «Los negocios que no sigan las reglas van a ser cerrados por la Policía de Miami-Dade».

Con respecto a ordenes de quedarse en casa, el Alcalde de la Ciudad de MiamiFrancis Suárez, dice que la ve como la última opción ya que no siente que es necesario aún, pero que no puede ser descartada.

«No creo que exista un oficial electo en el planeta, ni uno, que pueda decirte que no hay circunstancias bajo las cuales no podríamos considerar un cierre», dijo Suárez, quien padeció de coronavirus al principio del brote.

Florida reportó un récord de 2.783 casos nuevos de COVID-19 el martes. El miércoles se confirmaron otros 2.610 casos, la segunda mayor cantidad desde que inició la pandemia.

El día de ayer, los casos de Miami-Dade aumentaron por 532, alcanzando los 23.273.

Giménez publicó un video en el que amenaza cerrar los negocios del condado que no cumplan las normas para mantener a salvo a los clientes.

«Estamos viendo que las personas están muy cómodas con no ponerse mascarillas cuando van a tiendas o restaurantes y no siguen las reglas del distanciamiento social», dijo Giménez. «Esperamos que los negocios monitoreen esas situaciones y no permitan que suceda».

Giménez pidió que «si usted ve a una persona o negocio incumpliendo las normas, llame a 305-4-POLICE, repórtenlo para que podamos hacerle seguimiento».

Sobre el aumento de los casos, Suárez afirma que piensa que es una combinación con el aumento de pruebas, multitudes reunidas para protestar y las personas desobedeciendo las medidas de distanciamiento social.

El gobernador Ron DeSantis fue firme el martes afirmando que el estado va a seguir adelante con los planes de reapertura.

Suárez dijo que las medidas de confinamiento probaron ser una herramienta efectiva para retroceder la propagación del virus, resaltando el pensamiento de que podrían ser usadas nuevamente si los números no toman una mejor dirección.

«Debemos mantener esa herramienta en nuestra caja», dijo. «Sabemos que es una herramienta efectiva, porque vimos los números y analizamos los datos. Antes de cerrar estábamos aumentando en una velocidad de 35 casos por día. Después de que cerramos inmediatamente disminuimos a 13 casos por día, así que sabemos que es una herramienta efectiva. También sabemos que es devastadora en términos económicos».

Suárez, cuya ciudad reabrió más lento que las otras en el Sur de Florida, alegó que muchas personas y negocios están apenas levantándose económicamente, y otras siguen estando desesperadas para abrir y volver a trabajar.

VER MÁS – Miami y Miami Beach retroceden avance a fase 3 de reapertura

«No vamos a retroceder en este momento y realmente no queremos retroceder si podemos evitarlo», dijo Suárez, «entender que también tenemos un desempleo histórico y que la gente que sí tienen empleos están produciendo apenas una fracción de lo que producían antes».

Redacción de Al Día en Miami y fuente: Local 10 News

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí