Gobernador DeSantis amenaza con quitar licencias a bares y restaurantes que no cumplan medidas de seguridad

0
380

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, reconoció el aumento de casos de COVID-19 y anunció que el estado suspendería licencias de licor a bares y restaurantes que violen las pautas de la tercera fase de reapertura.

«Esperemos que no se necesiten hacer muchas suspensiones, pero creo que se tendrá que hacer algunas más para enviar el mensaje», explicó DeSantis en una conferencia de prensa en Orlando, acompañado por el secretario del Departamento de Regulación de Empresas y ProfesionesHalsey Beshears, y varios doctores del centro médico Orlando Health.

La segunda fase de reapertura comenzó en gran parte de la Florida el 5 de junio. Beshears dijo que desde ese entonces, el departamento ha recibido «solo 106 quejas», y agregó que al principio se resolvían con advertencias para los restaurantes y bares que incumplían las medidas de distanciamiento social.

«Todos recuerdan cuando tenían 25 años, los jóvenes quieren salir», dijo Beshears. «Los bares de los restaurantes iban a hacer lo mejor que podían», dijo, agregando que iban a tener que ser más estrictos y suspender licencias.

Ya la licencia de por lo menos un bar en Orlando ha sido suspendida.

DeSantis dijo que en los establecimientos donde hay «fiestas de baile y están llenos hasta los topes» no habrá «tolerancia para eso, solo suspender la licencia» «ojalá la gente reciba el mensaje».

El gobernador también reconoció que «ha habido una escalada en la transmisión en los últimos 7 a 10 días», recomendó además «seguir con el programa básico».

Destacó que sigue siendo importante mantener el distanciamiento socialbuena higiene, y usar mascarilla.

VER MÁS – Restaurante en Miami recibe empleados con COVID-19 asintomáticos

Aunque el uso de mascarillas no es obligatorio en el estado entero, recientemente ciudades de Miami-Dade, el condado de Palm BeachTampa han implementado medidas de hacer el uso de los tapabocas obligatorio.

DeSantis calificó lo visto en los últimos días como una «explosión real de nuevos casos entre nuestra demografía más joven», lo atribuyó a interacciones entre personas a medida que se van aflojando las medidas.

«Lo bueno de eso es que las personas en ese grupo de edad, a menos que tengan condiciones subyacentes, no sufren el mismo tipo de consecuencias clínicas»El viernes, Florida reportó que un joven de 17 años había fallecido de COVID-19 en el Condado de Pasco.

El doctor George Rauls, de Orlando Health, atribuyó el aumento de casos en las personas más jóvenes a lugares «donde bajamos la guardia», como «en fiestas en las piscinas» y bares y agregó que no se debe a la apertura de negocios en general.

Redacción de Al Día en Miami y fuente: El Nuevo Herald

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí