Cómo funcionan las Franquicias

0
105
Cómo funcionan las franquicias

Las franquicias son una forma popular de negocio que ha ganado terreno en los últimos tiempos. Se han convertido en una opción muy atractiva para aquellos emprendedores que buscan iniciar un negocio sin tener que empezar desde cero. Si te interesa saber más acerca de cómo funcionan las franquicias, este artículo te dará una idea clara de los conceptos básicos y los beneficios de este modelo de negocio.

¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es un modelo de negocio en el que una empresa (el franquiciador) cede a otra (el franquiciado) el derecho a comercializar ciertos productos o servicios dentro de un ámbito geográfico determinado y bajo ciertas condiciones, a cambio de una compensación económica

En este modelo, el franquiciado es una empresa jurídica e independiente, pero está ligada por un contrato con el franquiciador. Las franquicias son una forma de negocio que permite a una empresa expandirse sin necesidad de crear una nueva empresa desde cero

El franquiciador desarrolla un modelo de negocio exitoso y lo transfiere al franquiciado, quien se beneficia de la experiencia y la marca del franquiciador

Las franquicias son cada vez más importantes en el entramado del comercio y servicios de nuestras ciudades, no solo por la facturación que aportan, sino también por el fuerte impulso a la creación de pequeñas empresas (franquiciados) y la fuerte generación de empleo.

Comprendiendo las franquicias

Cuando una compañía desea expandir su participación en el mercado o su alcance geográfico de manera rentable, puede optar por ofrecer franquicias de su producto y marca.

Una franquicia es un acuerdo en el que ambas partes, el franquiciador y el franquiciado, colaboran en un negocio conjunto. El franquiciador es la empresa original y ofrece el derecho de uso de su nombre e idea al franquiciado. Este último lo adquiere y puede vender los bienes o servicios del franquiciador bajo una marca existente y un modelo de negocio concreto.

Las franquicias son una opción popular para los emprendedores que buscan iniciar un negocio, especialmente en mercados altamente competitivos como el de la comida rápida.

Comprar una franquicia tiene una gran ventaja: se tiene acceso a la marca de una empresa establecida, lo que evita tener que gastar recursos en dar a conocer el nombre y el producto a los clientes.

El modelo empresarial de franquicias tiene una historia antigua en los Estados Unidos. La idea se originó en la mitad del siglo XIX, cuando dos compañías, la McCormick Harvesting Machine Company y la IM Singer Company, crearon métodos de organización, ventas y distribución que fueron considerados los antecesores de las franquicias.

Estas nuevas formas de negocio surgieron como respuesta a la producción a gran escala, lo que permitió a McCormick y Singer vender sus cosechadoras y máquinas de coser a una creciente clientela nacional.

Las primeras cadenas de comida y hospitalidad surgieron en los años 20 y 30 del siglo XX. A&W Root Beer fue pionera en adoptar el modelo de franquicias en 1925.

Por su parte, Howard Johnson Restaurants abrió su primer establecimiento en 1935 y logró expandirse rápidamente, allanando el camino para las cadenas y franquicias de restaurantes que hoy en día definen la industria de comida rápida en Estados Unidos.

En 2022, se registraron 790 492 establecimientos de franquicias en los Estados Unidos, los cuales favorecieron la economía del país. Para el 2023, se tiene proyectado un aumento a 805 436 establecimientos.

Además, se destaca que estas franquicias han generado una contribución económica superior a los $500 000 millones. Dentro del sector de alimentos, es posible encontrar empresas muy reconocidas como McDonald’s, Taco Bell, Dairy Queen, Denny’s, Jimmy John’s y Dunkin’. Asimismo, existen otras franquicias bien populares, como Hampton by Hilton y Days Inn, así como 7-Eleven y Anytime Fitness.

Conceptos básicos y regulaciones de la franquicia

Cómo funcionan las franquicias

 

Los acuerdos de franquicia son complicados y únicos para cada franquiciador. Generalmente, un contrato de franquicia supone tres categorías de pago al franquiciador. Primero, el franquiciado debe pagar por adelantado para obtener los derechos de marca del franquiciador.

En segundo lugar, el franquiciador a menudo recibe un pago por capacitar, equipar o proveer servicios de asesoramiento comercial. Finalmente, el franquiciador obtiene regalías continuas o un porcentaje de las ventas de la operación.

Es importante recordar que el contrato de franquicia es temporal, similar a un contrato de arrendamiento o alquiler de un negocio, y no significa la propiedad del negocio por parte del franquiciado.

De acuerdo con el contrato, los acuerdos de franquicia duran típicamente entre cinco y 30 años. Si un franquiciado incumple o rescinde el contrato de manera prematura, pueden haber sanciones graves en consecuencia.

En Estados Unidos, las franquicias son reguladas a nivel estatal, pero en 1979 la Comisión Federal de Comercio (FTC) creó una regulación federal conocida como la Regla de Franquicia.

Esta regla establece que un franquiciador debe presentar una divulgación legal completa a los posibles compradores, revelando todos los detalles relevantes, como gastos, historial de litigios, proveedores, expectativas de rendimiento financiero, entre otros.

Anteriormente esta divulgación se llamaba Circular Uniforme de Oferta de Franquicia, pero a partir de 2007 se conoce como Documento de Divulgación de Franquicia.

Ventajas y desventajas de las franquicias

Las franquicias son una oportunidad atractiva para los emprendedores que buscan iniciar un negocio rentable sin tener que crear todo desde cero. A continuación, te mostramos algunas de las principales ventajas y desventajas de este modelo de negocio.

Ventajas

Invertir en una franquicia tiene tanto ventajas como desventajas. Las ventajas más destacadas son una fórmula comercial clara y lista para seguir. Además, las franquicias ofrecen productos y servicios probados en el mercado, y en muchos casos, un reconocimiento de marca ya establecido.

En el caso de McDonald’s, ya se han tomado decisiones importantes, como qué productos vender, cómo diseñar la tienda y los uniformes de los empleados.

Algunas franquiciadoras ofrecen capacitación y planificación financiera, además de listas de proveedores aprobados. Y aunque las franquicias vienen con una fórmula y un historial, el éxito nunca está garantizado.

Ventajas principales:

  • Fórmula comercial lista para usar
  • Productos y servicios probados en el mercado
  • Reconocimiento de marca establecido
  • Grandes decisiones ya tomadas
  • Lista de proveedores aprobados
  • Capacitación y planificación financiera proporcionada

Desventajas

Las desventajas de tener una franquicia incluyen tener que hacer frente a altos costos iniciales, así como costos recurrentes de regalías que deben ser abonados al franquiciador. Siguiendo el ejemplo de McDonald’s, iniciar una franquicia de esta popular cadena puede costar entre 1,3 y 2,3 millones de dólares, además de necesitar un capital líquido de 500.000 dólares.

Además, las franquicias tienen costos continuos en forma de un porcentaje de ventas o ingresos que deben ser pagados al franquiciador. Este porcentaje puede variar entre el 4,6% y el 12,5% según la industria.

En cuanto a las marcas emergentes, algunas de ellas pueden publicar información inexacta para atraer a los franquiciados, exagerando sus calificaciones, clasificaciones y premios que no son basados en ninguna prueba. Como resultado, los franquiciados pueden tener que pagar una gran cantidad de dinero por una franquicia sin mucho valor.

Los franquiciados también pueden tener restricciones en cuanto al control sobre su territorio o la libertad creativa en su negocio. La financiación de la franquicia puede ser difícil de obtener si no es proporcionada por el franquiciador o por otra parte. Además, otros factores que afectan a todas las empresas, como una mala ubicación o gestión, también son posibles limitaciones.

Desventajas principales:

  • Éxito no garantizado
  • Grandes costes de puesta en marcha
  • Tarifas continuas
  • Falta de elección de territorio
  • Falta de control creativo.

Franquicia vs Startup

Cómo funcionan las franquicias

Si no deseas manejar un negocio basado en la idea de otra persona, puedes iniciar el tuyo propio. Pero comenzar tu propia empresa es arriesgado, aunque ofrece gratificaciones tanto económicas como personales.

Cuando inicias tu propio negocio, estás solo. Hay muchas incertidumbres. ¿Mi producto tendrá éxito en el mercado? ¿Les gustará a los clientes lo que ofrezco? ¿Ganaré suficiente dinero para sobrevivir?

La tasa de fracaso para los nuevos negocios es alta. Dos de cada tres empresas sobreviven solo dos años y solo el 50% sobrevive después de cinco años. Si tu negocio va a vencer las probabilidades, solo tú puedes hacer que eso suceda.

Para convertir tu sueño en realidad, espera trabajar largas y arduas horas sin apoyo ni capacitación experta. Si te aventuras solo con poca o ninguna experiencia, las probabilidades están en tu contra. Si esto suena como una carga demasiado grande, la ruta de la franquicia puede ser una elección más sabia.

Las personas suelen adquirir una franquicia porque ven las historias de éxito de otros franquiciados. Las franquicias ofrecen a los empresarios cuidadosos un modelo estable y probado para administrar un negocio exitoso.

Por otro lado, para los emprendedores con una gran idea y una sólida comprensión de cómo manejar un negocio, el lanzamiento de su propia startup presenta una oportunidad de libertad personal y financiera. Decidir qué modelo es el apropiado para ti es una elección que solo tú puedes hacer.

¿Cómo gana dinero el franquiciador?

Por lo general, un acuerdo de franquicia consta de tres tipos de pago que el franquiciado debe hacer al franquiciador.

En primer lugar, el franquiciado debe pagar una tasa por adelantado para adquirir los derechos de control o la marca registrada del franquiciador.

En segundo lugar, el franquiciador puede recibir un pago por la capacitación brindada, los servicios de asesoramiento empresarial o el suministro de equipos.

Por último, el franquiciador recibe regalías continuas o un porcentaje de las ventas generadas por la operación.

Redaccion aldiaenmiami